Luego de terminar exitosamente con la instalación de un conjunto primario de componentes de los equipos ProFlote, para optimizar la recuperación en el circuito de flotación, el equipo de FLSmidth de Arequipa, Perú, recibió una inquietud del cliente: ¿Cómo continuar instalando los demás componentes del ProFlote, en su circuito, con las restricciones de viajes y movilidad producto de la pandemia? Fue entonces cuando surgió la posibilidad de instalar vía remota los componentes restantes de los ProFlotes, para ayudar a recuperar partículas ultrafinas del proceso. 

¿Cómo funciona un ProFlote?

Un ProFlote es un sistema de acondicionamiento, el cual -a través de la generación de altas intensidades de campo magnético- permite la aglomeración de partículas ultrafinas paramagnéticas, agrupándolas y haciéndolas más gruesas, lo que les permite colisionar con las burbujas y flotar.

Con el objetivo de integrar soluciones robustas y completas que ayuden a sus clientes a implementar mejoras sostenibles de productividad en sus operaciones, FLSmidth ha venido desarrollando una serie de alianzas estratégicas con proveedores que complementan el portafolio de productos completo de la compañía. Este es el caso de la empresa australiana Ausmetec, fabricante de los ProFlotes, quienes habían ya comunicado su profundo interés de participar en el mercado sudamericano. Fue así como el cliente decidió realizar una prueba con estos equipos, los cuales serían instalados por FLSmidth Arequipa con la asistencia directa de los expertos de Australia.

Soluciones de alto rendimiento, incluso en los escenarios más adversos

La prueba acordada incluía la instalación de 36 ProFlotes, proceso que se llevó a cabo con éxito y en los tiempos previstos, incluso durante la pandemia. Las restricciones de viajes implementadas por las autoridades australianas y peruanas debido al COVID-19, dificultaba la presencia física de los expertos del fabricante durante la instalación.

Sin embargo, FLSmidth -como uno de los proveedores líderes globales con mayor experiencia en el desarrollo e implementación de soluciones de digitalización-, decidió llevar a cabo la instalación de los equipos de igual forma y los ingenieros australianos jugarían su rol de manera remota. Para eso se contactó al área de digitalización de FLSmidth Sudamérica, la que contaba con una herramienta de Realidad Aumentada (casco con sistema de realidad virtual) que permitiría colaborar en tiempo real, y el que se trasformaría en los ojos y oídos de los australianos.

 

Para el cliente, este tipo de soluciones pueden hacer la diferencia entre un proveedor y un socio estratégico. “Si bien es cierto, este tipo de elementos digitales son ampliamente conocidos y usados en el mundo, en la minería peruana no era un instrumento de uso común. A raíz de la pandemia hemos visto una aceleración en el proceso de integración de estos elementos a la industria. En este caso particular, el uso del casco ha permitido disminuir la cantidad de viajes hacia la faena, así como facilitar la operación y supervisión remota de nuestro personal desde la oficina o de sus hogares durante el confinamiento”, señaló, Vladimir Gonzales, Gerente de Manejo de Relaves de FLSmidth.

 

Así, el proceso de instalación de los ProFlotes se llevó a cabo con éxito, sin inconvenientes de ningún tipo, dentro del tiempo establecido y con cero incidentes. “Durante marzo de este año se inició la prueba de cuatro meses y con la cual se espera mejorar los índices de recuperación metalúrgica de las partículas ultrafinas (menores a 35 micras) de su proceso, lo que le permitirá un beneficio económico importante al cliente”.

 

Por otra parte, “se instalaron ProFlotes también en el circuito de molibdeno, ya que, en la zona andina de Perú, Bolivia y Chile, la molibdenita tiene presencia de renio y tecnecio, lo que la hace susceptible a las intensidades de campo magnético, por lo cual es posible también aglomerar estos e incrementar la recuperación de molibdeno”, agregó Gonzales.

 

El éxito de este proyecto fue fruto de la colaboración y de la actitud positiva del equipo del cliente y el equipo de servicios de FLSmidth. Por medio de un grupo de chat telefónico, el cual llegó a reunir a más de 50 personas, fue posible llevar a cabo la coordinación entre el personal de faena y quienes estaban fuera del sitio. Esto permitió desarrollar una actividad muy dinámica y colaborativa, lo que, sumado a un preciso trabajo de planificación preliminar, permitirá al cliente optimizar su rendimiento y mejorar su productividad. 

Asistencia Remota en Tiempo Real

Una de las consecuencias colaterales inmediatas de la Pandemia ha sido la aceleración abrupta del proceso de transformación digital en todas las industrias y en nuestro quehacer diario. Conceptos como teletrabajo o clases on-line, son hoy parte de nuestra cotidianeidad y lo mismo está ocurriendo en las faenas mineras. 
Contar con herramientas como el caso de asistencia remota, fue fundamental para dar continuidad operacional al proyecto de instalación para la prueba de los ProFlotes en esta importante planta de cobre y molibdeno en el sur de Perú. Gracias a esta tecnología fue posible contar con el apoyo experto de los especialistas desde Australia y la asistencia técnica del equipo de FLSmidth en Lima, cumpliendo los tiempos comprometidos y los altos estándares de seguridad.

En esta oportunidad se utilizó un dispositivo digital diseñado para entornos industriales pesados y que puede adjuntarse al casco o a los lentes de seguridad, entregando -a través de una cámara de alta definición- la imagen exacta de los que el técnico está viendo en tiempo real y al mismo tiempo visualizar imágenes en una laptop e información en una micro pantalla utilizando una plataforma de teleconferencia.

 

Stories from FLSmidth